¿Qué producir? Ni poco ni demasiado, todo es cuestión de Gestión

“Tenemos un problema, nuestras ventas siguen creciendo”
“Estamos rechazando pedidos porque no llegamos a cubrir la entrega”
“Todos los días atendemos quejas de los clientes por nuestro incumplimiento en las fechas de entrega”

¿Por qué lo que naturalmente debería ser una buena noticia se transforma en un problema?

En el escenario actual el cumplimiento de las fechas de entrega, la reducción del tiempo de producción, la eficiencia, la calidad, son requisitos necesarios para lograr la competitividad de las empresas en el mercado.

Toda empresa es un sistema y, como tal, está compuesto por un conjunto de elementos interdependientes, razón por la cual los cambios producidos en algún elemento del sistema tienen impacto en el resto de sus componentes. Por lo tanto, una modificación en los resultados del área comercial impactará necesariamente en el área productiva.

Eso es lo que pasa habitualmente. Ahora bien, el problema no se encuentra en la nueva situación en sí, sino en las decisiones implicadas para salir de ella. Los responsables de producción se encuentran frente a un conflicto permanente: cumplir con los clientes y al mismo tiempo controlar los costos y al parecer las soluciones conocidas no alcanzan para satisfacer las dos cosas.

Por ejemplo: una primera solución podría ser el aumento de inventarios, tanto de materia prima como de producto terminado, para tener lo necesario cuando el cliente lo requiera. El problema es que al poco tiempo se afectan las finanzas y surgen dificultades para soportar la carga de tanto capital inmovilizado. Otra solución habitual es aumentar la capacidad de producción, sin embargo, al poco tiempo de tener la nueva máquina en funcionamiento, los pedidos siguen atrasados y probablemente el gasto haya aumentado.

No vale la pena continuar con ejemplos que vos conocés mejor que yo, en cambio pueden resultarte interesantes las experiencias de empresarios que lograron salir del conflicto:

“Producíamos 1.600 tns/mes y nuestra impresión era que no poseíamos más capacidad. A partir de acercarnos a los conceptos de Teoría de Restricciones realizamos un cambio en nuestra forma de gestionar la producción. A los 6 meses la producción superaba las 1.800 tns. y a los 10 meses, con una ínfima inversión, llegamos a las 2.300 tns. con picos de 2.500. Dos años después realizamos la inversión para aumentar la capacidad que creíamos necesaria tiempo atrás”.

Otro caso:

“En el año 2004 tuvimos un importante crecimiento y recrudecieron los problemas de entrega. Incorporamos una nueva forma de planificación y gestión de la producción bajo Teoría de Restricciones, que al día de hoy mantenemos, alcanzando los siguientes resultados: estábamos con un atraso de 45 días y en 6 meses pasamos a un plazo máximo de 10 días, cumpliendo con el 99,4% de los pedidos. Mientras nuestras ventas aumentaron casi un 20 % en el año. Mejoramos el rendimiento del stock de materia prima y producto terminado aplicando DBR y Gestión Amortiguada de Inventarios y logramos una mejor comunicación y entendimiento de los objetivos de la empresa”.

¿Cuál fue el cambio fundamental operado por estos empresarios?

Implementar una nueva metodología para planificar y gestionar la producción. Esta nueva metodología, Teoría de Restricciones (TOC), fue creada por el Dr. Eliyahu Goldratt.

Para aplicarla se necesita una visión sistémica, flexibilidad de quienes toman decisiones e internalizar la idea que los buenos resultados locales no implican mejores resultados globales. La eficiencia de una máquina no necesariamente redunda en mayores ganancias, del mismo modo que un recurso ocioso no representa necesariamente una pérdida.

Tené en cuenta lo siguiente: el máximo desempeño de un sistema está dado por la capacidad de su recurso más escaso. Es decir, si tu empresa posee un equipo que produce 10 unidades hora y la máquina del proceso siguiente produce 8 u/hora, ¿cuál creés que puede ser, como máximo, su resultado hora? Correcto: 8 unidades. Entonces, ¿por qué razón el primer recurso debería trabajar en forma permanente a 10 u/hora? ¿por eficiencia? Pensalo.

Cualquiera sea la empresa, siempre hay unos pocos elementos que determinan su máximo desempeño, a esos componentes los llamamos Restricciones y la gestión que hagamos de ellos afectan los resultados globales de la empresa.

Estas son solo algunas ideas sobre las que hay que trabajar para alcanzar los objetivos deseados.

Por Cdor. Carlos Delfino


¿Qué entedemos por eficiencia?

Te lo contamos en este artículo >>

 

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contáctenos

Complete el siguiente formulario y nos pondremos en contacto a la brevedad.

Not readable? Change text. captcha txt

Comience a tipear y presione ENTER para buscar

gestion de recursos humanosatencion al cliente