¿Cuáles son los desafíos de capacitar hoy en la empresa?

¿Cómo articulamos el desarrollo profesional y personal de los recursos humanos con una mayor eficiencia de la organización? La capacitación en la empresa se ha vuelto una tarea prácticamente irrenunciable para las PyMEs de hoy en día. ¿Por qué? ¿Cómo lo hacemos?

Son muchas las críticas que se hacen a la educación en nuestros días. Probablemente una de las más reiteradas refiere a la dificultad de los alumnos de nivel secundario e incluso universitario para comprender textos. Esto implica que gran parte de los egresados de los diferentes niveles educativos no pueden interpretar adecuadamente los problemas que se les presentan. La gravedad de esta circunstancia radica en que interpretaciones equivocadas llevan a diagnósticos equivocados y por ende, a soluciones no pertinentes.

A su vez, vivimos tiempos de cambios vertiginosos y las empresas necesitan adecuarse a nuevos parámetros económicos y sociales. Por un lado, deben cumplir los estándares de eficiencia requeridos por un mercado más informado y exigente. Por el otro, satisfacer a sus recursos humanos que, si bien ponen atención a lo económico, cada vez priorizan más condiciones de vida que permitan mejorar el balance entre lo laboral, lo personal y lo social.

Podrías estar pensando ¿qué tienen que ver los párrafos anteriores entre sí?

Una lectura podría ser que si los recursos humanos están menos capacitados, el mercado requiere mayores estándares de eficiencia y el personal es cada vez más exigente en cuanto a sus ingresos y a la disponibilidad de su tiempo, se produce un circuito negativo que conduce a resultados no deseados.

La cuestión no pasa por discutir lo acertado o no de lo anteriormente dicho. Como en todos los análisis hay consideraciones que se podrían compartir y otras que no.

La intención de esta nota es buscar oportunidades para cortar el bucle negativo, si existiera, dentro de las posibilidades que cada uno tiene.

Para ello creo que deberíamos partir de algún acuerdo. Me parece que sería fácil coincidir en lo siguiente: personal más capacitado implica personal más calificado.

La capacitación de sus recursos debe ser tomada, especialmente en las PyMEs, como una tarea irrenunciable de neto corte estratégico.

Podría decirse que no habrá lugar en el mercado para las empresas que no cuenten con recursos desarrollados a los niveles del siglo XXI.

Es tarea de las empresas recurrir al mercado para encontrar herramientas de capacitación innovadoras que faciliten el acceso a los nuevos conocimientos y reduzcan el costo global de tener personal capacitado. Habrá que encontrar soluciones creativas que respeten la calidad deseada.

Un camino es desarrollar planes que mezclen la capacitación tradicional, el coaching y una herramienta de gran proyección, como la capacitación a distancia. Las nuevas tecnologías nos proponen una inmensa cantidad de formas de interacción que pueden ser aplicadas para alcanzar los objetivos.

El desafío implica responsabilidad de la empresa, responsabilidad de los capacitadores y responsabilidad de los aprendices.

Es por esto, que aquello que al principio de la nota podían parecer ideas inconexas, constituyen parte central de un nuevo paradigma de Empresa que contemple la satisfacción de los diferentes actores.

Como en tantas cosas, paremos de diagnosticar y pongámonos a hacer lo que cada uno tiene que hacer.


“Necesito capacitar al personal de mi empresa, pero reunirlos a todos tiene un costo muy alto”

¿Cómo puedo hacerlo?>>

 

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contáctenos

Complete el siguiente formulario y nos pondremos en contacto a la brevedad.

Not readable? Change text. captcha txt

Comience a tipear y presione ENTER para buscar

desarrollo-comercial